La rana y la abeja

Seguir tu sueño no es nada fácil, y menos en el ámbito laboral. Ya tratábamos el tema en este post donde veíamos cómo la mayoría de los consejos que los profesionales se darían a sí mismos con 16 años es precisamente seguir la pasión, soñar e ir a por ello. Y pese a que con perspectiva parezca evidente apostar por los sueños, en el momento de elegir, no lo es tanto.

Seguro que nos suenan frases como: “Esa carrera no tiene salidas”, “Eres demasiado listo/a como para estudiar eso”, “Sigue con el negocio familiar”, “Nunca llegarás a nada estudiando esa carrera”… Y un sinfín más que pueden llegar a condicionar y mucho la elección de los estudios.

Os dejamos un vídeo en el que queremos mostrar el poder de las palabras, tanto las que nos decimos a nosotros/as como las que nos dicen.  

Queremos transmitiros la importancia de crear nuestro propio criterio, no dejarnos llevar por los imposibles de otros/as y recordar la fuerza de creer que se puede. Es un lujo poder contar con las opiniones de más gente pero no debemos infravalorar las nuestras.

Ya lo dicen en la NASA:

“Aerodinámicamente el cuerpo de una abeja no está hecho para volar,

lo bueno es que la abeja no lo sabe”

Spread the word. Share this post!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *