¿Por qué las chicas no quieren ser ingenieras? El género en la orientación educativa

Influencia género elección de estudiosHace algunos meses, se publicó este artículo que hablaba sobre por qué las chicas no quieren ser ingenieras. Desde Lanaldi, queremos hacer nuestra pequeña aportación a la orientación educativa del alumnado después de cuatro ediciones del programa y los resultados que hemos obtenido.

Es algo extendida la idea de que hay más chicos que chicas en la ingeniería. Así lo corroboran los colegios profesionales que contabilizan que por cada ocho ingenieros hay dos ingenieras en España. Pero, ¿por qué se da este fenómeno?

Hay varias razones ya desde pronta edad. En primer lugar el entorno donde crece el o la estudiante. Por lo general los padres son más propensos a apoyar a los hijos que a las hijas en esta carrera, a pesar de que la media de nota sea la misma o incluso superior para las chicas según recogió en su día PISA (2012). Otra de las razones que se esgrimen, es la de la utilidad social de la carrera, la falta de referentes féminas en la materia o, incluso, el dinero que se va ganar.

Factores externos que influyen en la orientación educativa y de elección de estudios

En el programa Lanaldi trabajamos en el aula con el alumnado el siguiente mapa de factores externos:

Factores externos elección estudios

Podemos decir que los tres factores externos determinantes serían los siguientes: la nota de corte; las salidas profesionales; las características de los estudios y de los centros donde se imparten.

Sin embargo, un elemento externo que no se suele tener en cuenta en cuanto a la elección de estudios, son las razones de género. Partimos de un dato y es que en el programa Lanaldi, de los 79 alumnos y alumnas que mostraron su interés por estudiar una ingeniería, solo un 35% eran chicas.

Tenemos otro ejemplo más abrumador que habla del perfil de los/las profesionales TIC en la Unión Europea, un sector en expansión y con gran demanda de profesionales. Según los datos, el 80% del total de trabajadores del sector es masculino. Los datos de los que disponemos en el programa Lanaldi van en esa línea, ya que de los 31 alumnos/as que optaron por esa área sólo 4 eran chicas.

En definitiva, para tratar de revertir esta situación, en el programa Lanaldi trabajamos en el aula con el alumnado para identificar cuáles son las motivaciones y los condicionantes que influyen a la hora de elegir los estudios superiores y prestamos especial atención a la cuestión del género. Más adelante viene la actividad del acompañamiento a profesionales de este tipo de titulaciones. En este sentido sería interesante poder contar con referentes para el alumnado que contribuyan a ir superando los estereotipos existentes.

Si tú eres una de ellas, queremos contar contigo en www.lanaldi.es

 

Spread the word. Share this post!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.